lunes, 4 de febrero de 2013

Consejos para ser un buen público

"El público no tiene ni vergüenza ni gratitud.
William Hazlitt"

"Los artistas somos los seres más vulnerables del mundo; nuestro estado de ánimo depende del público y de la crítica.
Ariadna Gil."


Las páginas de danza oriental dan a menudo consejos para las bailarinas. Que si no olviden sonreír  que si cómo superar los nervios... Dada nuestra experiencia, nosotras no tenemos la pretensión de dar consejos que no hemos podido poner en práctica. Sin embargo, hay algo en lo que sí tenemos experiencia: en ser parte del público.


Una actuación es principalmente cuanto ocurre en el escenario, sin embargo, el público es sin saberlo parte de ese momento mágico entre la bailarina y su arte. Un público clamoroso puede incentivar a los artistas tanto como un público desinteresado puede desalentarlos o incluso intimidarlos, especialmente cuando el artista en cuestión tiene poca experiencia.

Por ello consideramos importante una mínima pauta de actuación. No solo por respeto al artista, sino también por todos los que se sientan con nosotros en las butacas. Una actuación estupenda puede quedar estropeada si dos asientos más allá se encuentra alguien que no para de molestar.

Según nuestra experiencia, estos son algunos consejos para convertirse en un público ejemplar:

-1. No llegues tarde: De todas las recomendaciones, es quizá la más difícil de cumplir. Todos tenemos un mal día en el que perdemos el metro o no encontramos las llaves al salir de casa. Sin embargo, hay que procurar tener en cuenta todas esas cosas antes de llegar al espectáculo.

-2. No te levantes durante la actuación: Demuestra desinterés hacia el artista y es bastante molesto para el resto del público que alguien se levante en medio del espectáculo y se pasee por delante. Si el espectáculo es medianamente largo, asegúrate de ir al baño antes de que empiece, si estabas esperando a alguien que ha llegado tarde, ya os veréis en el descanso, pero no te levantes.

-3. Apaga el teléfono móvil: O al menos ponlo en silencio. No hay cosa en la que se haya insistido más y que la gente siga ignorando.

-4. Respeta a los fotógrafos: Están ahí para hacer su trabajo. Por mucho que sea un conocido tuyo el que haya salido al escenario no puedes levantarte (regla número 2) y ponerte delante para hacerle una foto con el móvil. Le haces un vago favor ya que es posible que estés interfiriendo en el trabajo de un fotógrafo cualificado que sacaría fotografías mucho mejores.

-5. Cuidado con gritar halagos: Los halagos son algo positivo siempre que se sepa cómo y cuándo hacerlos. El principal problema es no saber distinguir entre un halago y un piropo obsceno. Queda muy fuera de lugar gritar en medio de una actuación como si se quisiera reagrupar el ganado. Al público le molesta, el/la artista se sentirá incómodo y muchas personas pueden sentirse ofendidas.

-6. Intenta evitar utilizar el flash: Siempre que sea posible utiliza la luz natural de la sala. La utilización del flash puede molestar al artista e incluso marearlo. En ocasiones, las condiciones de luz no son lo bastante buenas y hay que tirar del flash para poder sacar fotografías decentes. En cualquier caso, procura que sea el flash de la propia cámara el que utilizas. Los flashes externos, de gran potencia, no solo ciegan al artista, sino que además queman la imagen y pueden estropear las fotografías de los demás fotógrafos (por no hablar del efecto que esas joyitas tienen en las grabaciones de vídeo). En el caso de querer usar un flash externo, SIEMPRE hacer que la luz rebote para que no sea tan directa, por ejemplo, apuntando al techo sobre el artista y NUNCA apuntar al artista en plena cara.

-7. Las conversaciones pueden esperar: Todos podemos sentir la necesidad de hacer un comentario en un momento dado sobre el espectáculo que estamos viendo. Sin embargo, hay pocas cosas que sean más incómodas que estar viendo una actuación mientras escuchas cómo a tu lado alguien le cuenta a su compañero cómo le ha ido el día. Para eso están los momentos entre las actuaciones, los descansos... Ni que decir queda que si vas a hacer un comentario, al menos moléstate en bajar el tono de voz.

-8. Respeta el espacio del artista: En los teatros esto no suele ser un gran problema, pero en teterías o actuaciones en salas sí. No es correcto acercarse a escasos centímetros del artista ni aunque pretendas realizar una fotografía en detalle, para eso está el zoom. (Además que acercarse demasiado con la cámara puede resultar en una extraña perspectiva de cuatro puntos de fuga nada favorecedora). Por suerte, esta actuación no tiende a darse en los buenos fotógrafos, pero de todo hemos visto ya.

-9. Presta atención: Esto se suele dar más cuando diferentes artistas actúan en un mismo sitio. Cuando "grupo A" termina su actuación se ponen a comentar jovialmente los nervios que han pasado, dónde se han equivocado... ignorando completamente a los siguientes grupos, y en muchos casos rompiendo las reglas 2 y 7. Por favor, hay que mostrar respeto por los compañeros. Hay pocas cosas más desalentadoras durante una actuación que notar cómo el público no te presta ningún tipo de atención.

-10. Cuidado con los niños: No queremos decir que no se deban llevar niños a los espectáculos, pero hay que ser consecuente con la edad que tienen. Si un niño ve un espectáculo que no entiende se aburre, y si se aburre empieza a hacer otras cosas. No es agradable tener un niño quejándose o paseándose por la sala. En primer lugar por ellos y en segundo por los demás. No lleves a un niño a un evento si no es apropiado para su edad.



Gracias por ser respetuoso.

Besitos de parte de

La Odalisca.