martes, 16 de abril de 2013

Notación musical

Hoy en día la música en general es algo comprensible para la mayoría de nosotros. Quien más quien menos ha visto alguna vez una partitura y no es difícil, más o menos, entenderla. Aunque no sepamos leer todos los símbolos, ni comprendamos todos los matices, la mayoría sabemos reconocer lo básico: las notas.

Sin embargo, es curioso saber que no siempre ha existido un método preciso de notación y que en otras partes del mundo se pueden encontrar aún métodos diferentes de representar los sonidos.

Sistema Occidental:

Los babilonios crearon el sistema de notación más antiguo que se conoce. Los griegos también tenían unas fórmulas arcaicas. Pero ninguno de estos sistemas se puede considerar como una verdadera pauta, si no que se utilizaba para ayudar a la memoria del músico, en el primer caso, y para el estudio de la música, en el segundo.


Neumas
El sistema occidental moderno evoluciona a partir del sistema medieval de "neumas" (curvados). Este método representaba intervalos entre los tonos y se situaban sobre las sílabas. Sin embargo, este sistema, al igual que el babilónico, no permitía que quien nunca hubiera escuchado la canción supiera representarla.

No fue hasta que el monje benedictino Guido de Arezzo desarrollara el sistema, que la notación musical empezó a tener la forma que tiene hoy en día. Creo el solfeo y puso nombres a las notas. Para nombrar cada nota, utilizó un fragmento del himno a San Juan Bautista: 


Ut queant laxis (para que)
Resonare fibris (puedan cantar)
Mira gestorum (tus milagros)
Famuli tuorum (tus siervos)
Solve polluti (a pleno pulmón)
Labii reatum (disuelve los pecados)
Sancte loannes. (San Juan)



Años después se cambió Ut por Do. Según algunos en referencia a la palabra "Domine" (señor), según otros, por el apellido del artífice de este cambio, Giovanni Battista Doni. Aunque en Francia aún se puede utilizar la antigua nomenclatura.

Sistema Indio:

Se dice que ha evolucionado a partir de los cantos de una de las Vedas (Sama Veda). En el sistema indio las notas se denominan Swara y cada uno respresenta el sonido de un animal diferente y está relacionado con un punto de chakra diferente:


Sa (pavo real)
Re (alondra)
Ga (cabra)
Ma (paloma/garza)
Pa (cuco/ruiseñor)
Dha (caballo)
Ni (elefante)

En conjunto a estas notas se las conoce como Sargam (acrónimo de los cuatro primeros swaras), equivalente indio al solfeo.

Enciertas zonas de la India, cuando una nota se repite mucho, se pueden cambiar las sílabas en una secuencia determinada para que sea más facil de pronunciar. Así, "SaSaSaSaSaSaSaSa" podría cantarse "Sa-da-da-li-Sa-da-da-li", por ejemplo.
Sistema árabe:

El sistema deriva de la obra de Al-Farabi (muerto en el año 950), aunque el sistema fue oficialmente instaura en el año 1294. Las distancias entre dos notas pueden ser de un tono, medio tono o microtonos. Se forman así pequeños segmentos de escalas denominados jins, que pueden constar de tres notas, cuatro o incluso cinco. La consecución de al menos dos ajnas (jins en plural) se denomina maqam.

Los maqam en uso hoy día son:


Rast
Bayati
Hijaz
Huzein
Saba
Nahawand
Kurd
Sikah
Nakriz
Suznak
Ajam
Hijazkar-kurd
Farhfza.




Esperamos que os haya resultado interesante. 

Besitos de parte de


La Odalisca.