viernes, 10 de mayo de 2013

Colaboraciones: Un día como modelo



Por mucho que lo intentemos, es imposible que La Torre de la Odalisca esté en todas partes. Hay muchos espectáculos a los que nos gustaría acudir pero que por incompatibilidad de horarios o problemas económicos nos es imposible. Siempre que acudimos a un espectáculo, después hacemos una crítica personal sobre lo que nos ha parecido, pero eso hace que muchos espectáculos sucedan sin que podamos darle el hueco que merecen. 

Nuestros "desde la Torre" se limitan a nuestra experiencia, pero como sabemos que nuestra experiencia no es única, estamos muy contentas de contar con la colaboración especial de una seguidora de la página que ha querido compartir con todos nosotros su propia experiencia en un evento al que nosotras no pudimos acudir.

No dudéis en seguir su ejemplo y enviarnos vuestras crónicas. Estaremos encantadas de compartirlas.

Libertad, también conocida como Libélula del Lago fue una de las modelos de Silentium Noctis en el defile   "Spring Fashion Show". Os dejamos a continuación su experiencia.


Spring Fashion Show - Peppermint Lounge Spirit - 30 de abril 2013


Martes por la tarde en la Sala Galileo Galilei comienza el espectáculo presentado por DIOSA Y MALIZZIA, prometía ser divertido...y lo fue.

Actuaciones atrevidas y descaradas, pases de modelos con ropa diferente, original, sugerente y, como broche, el show de Martnisha y su desfile.

Un número de danza tribal fusión que no dejó indiferente a nadie manteniendo la expectación desde el momento en el que aparecieron los abanicos de plumas en el escenario.

Elegante, enérgica y sensual dio paso al esperado desfile de su marca de ropa y complementos Silentium Noctis.


Quince chicas, la mayor parte clientas suyas, lucieron sus conjuntos y atrezo al son de la música de uno de los remixes de The Glitch Mob pero no de la forma tradicional, sino ejecutando diferentes pasos de baile en un momento determinado de la pasarela.




Después Martnisha lideró una improvisación de ATS y otra de fusión dando el toque definitivo de alegría y desparpajo para cerrar el evento.

Fue una tarde amena e insólita que, la verdad, se hizo demasiado corta. Sin embargo nos quedamos con lo más importante, y es que este tipo de danza poco a poco está llegando a más gente de las más diversas formas, sírvase esta fiesta, como ejemplo de ello. Enlace al desfile de Silentium Noctis aquí.

Entre bambalinas, crónica de un día como modelo bailando.

Toda una experiencia la de desfilar, sí señor! Soy una chica normal, aunque ya un poco mayor, que está aprendiendo danza tribal fusión y que una vez compró uno de los conjuntos de Silentium Noctis.

Cuando Silentium me comentó la idea de realizar un desfile con sus clientas, flipé. Me encantó que quisieran que unas chicas normales, con distintas fisionomías salieran al escenario para promocionarles...y la verdad es que estuve a punto de echarme para atrás, pero me dije "¿por qué no?".Y cuidado con esta pregunta porque llega un momento en la vida de toda mujer que se repite constantemente.

Tras varios días para organizar a las chicas, tuvimos nuestro ensayo. Pero qué original Martnisha al ocurrírsele desfilar ejecutando varios pasos de baile!

Nerviosa y temerosa después de ese primer encuentro...pensaba que no iría al ritmo de la música, que no me cuadrarían los pasos...en fin! Sé que muchas compis también lo pensaban, además de " ay como me pise las perneras!!" ya que éramos unas cuantas las que no habíamos llevado nunca esa pieza de ropa.

Llegó el día, como soy una de las que aún no saben maquillarse ni peinarse más allá de lo puramente decente, Silentium nos abrió las puertas de su casa. Pasamos un mediodía fenomenal entre canciones de Beats Antique, pasta a la carbonara y bailes espontáneos de Martnisha.

Nos apañó en un momentito y salimos al metro, qué revuelo causamos por el camino y menos mal que había futbol y no había más gente por la calle XD

Al llegar allí nos encontramos peluqueros, muchachas guapísimas vestidas de forma diferente, y también que nos habían reservado un espacio a toda la prole de Silentium.

Se podía ver el escenario desde donde estábamos. Nos encontrábamos bastante nerviosas, queríamos bajar para poder hacerlo in situ que, como sabréis, poco o nada tiene que ver con los ensayos que se hacen en casa, local o clase...

Tras un momento de pausa para las modelos, allí nos plantamos sin cambiar, por supuesto, había que seguir manteniendo la expectación ;) y pudimos ver las posiciones y contar los pasos que nos llevaba la pasarela. Bien!! Cuadraba todo con lo que teníamos ensayado.

Al subir nos cambiamos, nos pusimos todos los collares, brazaletes, adornos para el pelo, pestañas postizas, etc etc. y comenzó el show. Ayyyy mamaaaa!! Qué locura!!

Al esuchar a DIOSA Y MALIZZIA y ver los primeros números empecé a dejarme llevar por el buen rollo que había en la sala y hasta nos marcamos unos pequeños bailecitos para soltar nervios.

Alea jacta est, Martnisha sale al escenario desde los lados del mismo le gritamos, ya no pueden controlarnos riiiaaaaaauuuuu!!! y poco a poco vamos saliendo, mis compis lo hacen genial y se van colocando en sus sitios...salgo, empiezo a contar...y no recuerdo nada más. Al comenzar la improvisación voy disfrutándolo más y chiiiim pom! Se acabó, justo cuando ya nos habíamos encendido, cuando estábamos dispuestas a bailar lo que nos echaran, se acabó.

Fue una experiencia fantástica y muy enriquecedora. El poder compartir con las compañeras esos momentos de desespero, de risas, de nervios, dejar que te peinen y te maquillen...en resumidas cuentas, dejarte un poco llevar. Aprendí que detrás de las modelos hay mucho más curro del que nos pensamos y que esto, al fin y al cabo, es como un buen plato de comida. Se dedica mucho tiempo a su preparación y luego se consume en un momentito. Menos mal que quedan las fotos y los vídeos, lililililiiiiith!