martes, 8 de enero de 2013

Mercadillo Navideño del Centro Saada desde la Torre


El pasado 22 de Diciembre el Centro Saada organizó un mercadillo navideño y la Torre de la Odalisca quiso pasarse a verlo. Desgraciadamente, el concurso que tenían planeado celebrar el mismo día no pudo realizarse.

En primer lugar, disculparnos por el retraso que hemos tenido a la hora de publicar esta entrada y las fotografías. Tuvimos algunos problemas con la página de blogger que nos impedía trabajar correctamente.

Llegamos tan temprano que prácticamente lo estaban terminando de organizar, pero fuimos muy bien acogidas por las chicas del centro Saada y por el resto de participantes del mercadillo. Tuvimos la suerte de que nos enseñaran las instalaciones del centro y nos encantó la manera en la que tenían organizada y decorada la escuela.


A diferencia de otros mercadillos a los que hemos asistido, muchos de los puestos que había eran de productos artesanos creados por las mismas alumnas y amigas de la escuela. El mismo centro tenía una mesa donde ofrecía prendas y productos de danza oriental de segunda mano en muy buen estado y a precios bastante asequibles.





En el resto de puestos se podían encontrar productos de todo tipo. Complementos Miriam ofrecía diferentes tipos de complementos como bolsos, cinturones, pulseras, collares... Eran productos muy originales, que servían para el día a día, llenos de estampados animales, flecos... de todo un poco.




También hubo un espacio para los más pequeños. En esta mesa se podía encontrar marcos de fotos divertidos, cajas decoradas, atrapasueños infantiles de forma cilíndrica, llaveros y pendientes y pulseras para todas las edades.






La marca Kokoro ofrecía toda una serie de productos hechos a mano. Diademas, colgantes y pulseras; bufandas y otras prendas hechas de lana; anillos, brazaletes y pendientes de materiales muy diversos; estuches de cuero; broches; y adornos para el pelo. Todo ello con un estilo muy personal.






Lo que no esperábamos encontrar era un puesto de dulces ya que no estaba anunciada en el evento. Fue una agradable sorpresa de la que no dudamos en disfrutar. A unos precios casi simbólicos "Dulce Mandrágora" ofrecía galletas, magdalenas y distintas "chucherías" decoradas de forma preciosa. Después de probar las magdalenas y de comprar algunas bolsas de degustación, nos quedamos con las ganas de probar la maravillosa tarta de tres pisos que nos puso los dientes largos durante toda la mañana.



Otro de los puestos relacionados con la danza oriental, en este caso tribal, fue el de "Silentium Noctis" prendas artesanas hechas por encargo de danza tribal realizadas por Martnisha y María Camacho. Tenían sujetadores, cinturones y otros complementos únicos diseñados por ellas.



"La Maleta de Violeta" ofrecía diferentes complementos en cuero, plumas y otros materiales. Todos ellos con un estilo diferente y ante todo original que podían ser utilizados tanto en los espectáculos de danza oriental como para darle un aire especial a nuestra apariencia diaria.




Algo diferente ofrecía también "Signatus. Arte en cuero", una mesa donde podían encontrarse diferentes productos realizados en cuero ecológico (tratado con medios no contaminantes) como fundas de libros, fundas de gafas, espejos, ceniceros... Todo ello ricamente decorado mediante grabados o pirografía. 






"Decórate a ti misma" presentaba toda una serie de productos y complementos realizados en materias primas originarias de Colombia. Vendía collares, pulseras, pendientes, anillos y monederos con mucho estilo.




En "La Brazaletería" encontramos otro tipo de trabajo en cuero, esta vez utilizado en brazaletes y pendientes. Sus combinaciones eran muy atrevidas, mezclando por ejemplo pulseras con anillos en una misma pieza. Sus creaciones servían tanto como complementos para la danza tribal como para recreaciones medievales.




En conclusión, nos pareció una mañana muy bien invertida y nos dio pena no poder quedarnos más tiempo. Cogimos muchas ideas y descubrimos cosas y marcas nuevas, además de llevarnos alguna cosilla a casa.


Queremos agradecer especialmente a las chicas del Centro Saada lo bien que nos trataron.

Esperamos que se repita, que la próxima vez salga adelante el concurso y que nosotras podamos asistir.

Besitos de parte de

Las Odaliscas.