miércoles, 2 de enero de 2013

Estilos de danza: Cabaret

Como todas las artes, la danza oriental tuvo también que adaptarse a la situación. Así, cuando pasó de ser una danza realizada en salones o de forma callejera, a ser representada en escenarios, se produjeron en ella una serie de cambios lo suficientemente importantes como para considerarlo un nuevo estilo, diferente del clásico egipcio: el estilo cabaret o americano.
Compañía Xanadú.

Fue a partir de la aparición de la sala Casino Badia, en torno a los años 30, cuando esta danza se extendió a la cultura occidental y su popularidad aumentó hasta aparecer en numerosas películas de cine. En seguida se hizo evidente la necesidad de adaptar esta danza a los escenarios para aprovecharla al máximo. Se incluyeron técnicas de otras danzas, como el ballet, las danzas indias, y posteriormente estilos como el jazz o el funky.

Es el estilo más utilizado hoy en día en espectáculos. Permite un amplio abanico de posibilidades y está siempre abierto a la innovación. La música utilizada varía desde las piezas más clásicas hasta composiciones modernas. Por todo ello, se podría decir que el estilo cabaret es el más amplio, el que más facilita las variaciones y uno de los que mejor permite a la bailarina dejar volar su imaginación a la hora de componer las coreografías. Sus principales características son: una cuidada puesta en escena y una tendencia a la teatralidad, en el mejor de sus significados.

Fue también con este estilo con el que se puso de moda el traje de danza de dos piezas ricamente adornado. Con él empezaron a utilizarse de forma habitual muchos complementos y se dió un nuevo uso a elementos ya utilizados.


A continuación os dejamos un vídeo de una coreografía grupal puramente cabaret.


Y también un solo de la artista Kayra.


Ambos son buenos ejemplos de lo que es el estilo cabaret más puro.

Esperamos que os haya resultado interesante.

Besitos de parte de 

La Odalisca.