lunes, 30 de junio de 2014

VII Festival Internacional de Granada y talleres con Sadie Marquadt desde la torre



La Torre de la Odalisca se ha trasladado desde Madrid a Granada para asistir al VII Festival Internacional de la ciudad, organizado por Helena Rull , en el que participaban importantes artistas nacionales y la internacionalmente conocida Sadie Marquadt.

Nosotras solo hemos asistido a los talleres de Sadie y de ellos podemos decir que han sido una antes y un después en nuestra forma de ver los talleres. El nivel de enseñanza y de exigencia de Sadie es muy superior a lo que estamos acostumbradas en otros. La clase es un no parar desde que entras hasta que sales y ni un solo minuto queda desperdiciado. Además, la simpatía con la que Sadie instruye te motiva a esforzarte por aprender sus complicadas técnicas. Explicaba cada detalle con minuciosidad y, situándose en el centro del círculo que formábamos todas las asistentes, prestaba especial atención y corregía a cada una de nosotras. Queremos remarcar con esto, que no solo es una buena bailarina, sino que además es un profesora increíble. Os recomendamos a todos que si tenéis la oportunidad no dejéis de asistir a alguna clase con ella.

En cuanto a la gala, empezamos a estar un poco ofendidas de que las maestras tiendan a incluir a sus alumnas en en festivales de esta categoría. No es que las alumnas lo hicieran mal, todo lo contrario, pero sus actuaciones estaban fuera de lugar, como si tratara de un fin de curso con grandes invitados.

Por otra parte, el lugar no era el más indicado para una celebración como esta. El público estaba incómodo, no se veía más de la tercera fila, y las luces y el humo artificial impedía que en ocasiones pudiéramos ver a los artistas. Consideramos que para un "Festival Internacional" se debería utilizar un lugar más acondicionado que un hotel, cosa que cada vez se ve más a menudo. No solo es injusto para el público ha pagado por ver el espectáculo, sino que también, desprestigia el trabajo nacional a los ojos de los invitados internacionales.



Dejando a un lado todo esto, las actuaciones de los artistas tuvieron una gran calidad. Helena Rull, la organizadora, transmite una gran dulzura en sus actuaciones. Ya habíamos visto su trabajo con anterioridad en una de las ediciones de ArtDrawis, pero en esta ocasión hemos podido conocer más facetas de su trabajo  que nos han gustado mucho. Además de todo, es una mujer encantadora con un montón de detalles como: saludar y orientar a la gente que iba llegando a los talleres, entregar las entradas reservadas en un sobrecito decorado...




Liar Clars dio el toque tribal al evento. Era la primera vez que la veíamos y nos quedamos con ganas de ver mucho más de ella. En su actuación nos dejó boquiabiertas con sus movimientos, especialmente sus brazos y hombros. La elección musical era una maravillosa mezcla de violines y hip hop que ya de por si era impresionante y que Lia Clars supo interpretar a la perfección.

Siempre está bien contar con algún artista masculino que demuestre que el mundo de la danza no es solo para mujeres y Youssef Batanero sabe demostrar que ellos pueden hacerlo tan bien como nosotras. Con un innovador espíritu y un estilo muy personal Youssef fusiona con una naturalidad innata. Nos ha encantado poder verlo en persona, ya que solo lo conocíamos de vídeos de internet y nunca es lo mismo que ver a un artista en directo, como hemos comprobado en esta ocasión viendo su magnifica actuación de sable y fusión árabe flamenco. Es un artista que desprende energía y que consigue transmitirla haciendo que sientas deseos de levantarte del asiento y unirte a su baile.

Como atracción principal del festival estaba la estadounidense Sadie Marquadt. Todo lo que hayáis podido ver de ella en vídeo se queda corto en comparación de verla en directo. Su gran estudio del movimiento y de la disociación hacen de su técnica una de las mas perfectas y limpias que hemos visto hasta ahora. No es de extrañar que se haya convertido en una referencia a nivel mundial.

En conclusión, estamos muy satisfechas con el trabajo de todos los artistas, tanto en los talleres como en las actuaciones, pero no con el enfoque dado a la gala.

Esperamos poder volver a disfrutar de su trabajo.

Besitos de parte de

Las Odaliscas.