martes, 22 de julio de 2014

Cartas a la Torre: Crítica de "Belly Quality"


En esta ocasión os traemos un "desde la Torre" muy especial, pues en vez de leer nuestra opinión podréis enteraros de como resultó el evento de la mano de dos chicas que participaron directamente en él. Estamos encantadas con la colaboración de Layali y Azulay y os animamos a que nos enviéis vuestras própias críticas de los eventos a los que asistís.

Vamos pues a conocer un poco más el resultado de "Bellyquality", celebrado en Madrid el pasado 8 de Junio. Os dejamos en primer lugar una crítica sobre el concurso:

Saludos a todos, en primer lugar, quería dar las gracias a las chicas de la Torre de la Odalisca por proponerme esta oportunidad, y así,  poder expresar unas palabras sobre el concurso de danza oriental BELLY QUALITY celebrado en la sala Galileo el pasado 8 de Junio, organizado por Yolanda Nahid. También quería dar las gracias a todas aquellas personas pertenecientes al  mundillo de la danza, y más de la danza del  vientre y tribal, que en mayor o menor grado,  se comprometen y apuestan por dar oportunidad a través de estos concursos a las bailarinas que van a expresar su arte con todas sus ganas y entusiasmo. En los tiempos que corremos los artistas tienen escasas oportunidades  de poder mostrar sus cualidades tanto sea de forma remunerada  o no, por ello MUCHAS GRACIAS. 
Azulay en Bellyquality

Me gustaría hacer una apreciación personal sobre lo que me impulsó a participar en este concurso, y no en otros. Como sabéis  la mayoría, para poder participar hay que pagar una cuota de inscripción, algo entendible, ya que organizar este tipo de eventos requiere inversión y tiempo,  mi conclusión es que ya que se paga la cuota que menos que los premios que se ofrezcan sean considerables, en Belly Quality los premios lo han sido. Evidentemente con esto no quiero decir que uno se presente por el premio, para nada, uno se presenta para darse a conocer, para mejorar, para enseñar lo que sabe hacer, y sobre todo, para disfrutar. Simplemente me parece que un concurso en el que se paga cuota, y se cobra entrada por verlo tiene que tener buenos premios y Belly Quality en este aspecto puede llevarse un sobresaliente.

La organización fue impecable, el ritmo de las actuaciones perfecto sin retrasos, el trato personal hacia las bailarinas fue respetuoso y cariñoso, te podías sentir como en tu casa. Las compañeras, a las que desde aquí envío un saludo, fueron majísimas, se respiraba alegría, respeto y humildad.

El único incidente ocurrido, acaeció en la categoría amateur, una de las bailarinas fue considerada como profesional. El jurado en un primer momento quería calificarla en esa categoría, lo que revolucionó un poco el gallinero, pero ¿dónde están los límites entre lo que uno mismo puede pensar de su danza y lo que otros puedan ver? Es evidente que para la bailarina supone una subida de escalón, significa que su danza ha crecido y a lo mejor ni ella misma se estaba dando cuenta. El jurado al final rectificó y la calificó en categoría amateur y se llevó el primer premio. Dejo libertad de expresión, cada uno puede reflexionar sobre esta cuestión y sacar sus propias conclusiones, estar o no de acuerdo.  Ser jurado no es fácil, las fronteras entre lo objetivo y subjetivo pueden ser en ocasiones difusas, pero ¿qué es la danza, si no hay sentimiento?  Ahí lo dejo.

Azulay Florez
Página de facebook: Azulay Danza

Y para hablarnos de la gala tenemos la bailarina Layali Alkasar, participante en el evento y fantástica profesional.

La verdad es que me hizo muchísima ilusión cuando Yolanda me llamó hace unos meses para contarme el proyecto de Bellyquality e invitarme a participar en la gala. En su momento me pareció muy interesante y muy completo, pues toca todos los planos, desde la formación, al espectáculo junto a grandes profesionales, pasando por la oportunidad de premiar a nuevos y reconocidos talentos. Considero que eventos así motivan, expanden y engrandecen la danza oriental en España. Desgraciadamente venía de viaje y no asistir a la formación ni vivir el concurso que, por la afluencia de público que vi salir, parece que gozó de gran aceptación. La gala salió maravillosa, perfectamente organizado por Yolanda y su compañía, Nahid danza. Me sentí atendida en todo momento y mimada por el cariño tanto de la organización, que no falto ni un detalle, como por el reencuentro de antiguos amigos y compañeros, algunos de los cuales hacía mucho tiempo que no veía, como Cristina, Shelzza, Yamila, Estrella y Mohamed, y también aunque hace menos a Sneha Mistri, Isabel, Lorena, y a mi compañera de viaje Belén Sola, así como la oportunidad de conocer a Teresa Tomás. En definitiva, me gustaría destacar que disfruté mucho y me sentí entre amigos, y creo que ese sentimiento de hermandad es el verdadero espíritu de nuestro arte.

Layali Alkasar

Queremos agradecer a Azulay y a Layali su participación y os animamos a que nos envieis vuestras propias cartas con críticas, opiniones, preguntas o lo que se os ocurra. Queremos que La Torre sea un espacio para todos.

Esperamos que os animéis.

Beistos de parte de 

La Odalisca.